Ensalada de zanahoria y remolacha con feta

Ensalada de zanahoria y remolacha con feta

Esta ensalada de zanahoria y remolacha con feta ha tenido bastante éxito ese verano. La inventé mezclando los ingredientes que tenia en la nevera: zanahorias, remolachas crudas, un poco de ensalada verde y pimiento rojo, huevos y feta. Espolvoreada con albahaca y condimentada con una vinagreta miel y mostaza, el resultado es muy sorprendente.

La zanahoria y la remolacha son hortalizas de raíces que, como cualquiera verdura de esa categoría, tienen pocas calorías, muchas fibras, y además son muy saludables cuando se comen cruda, así que se pueden devorar sin limite.

La feta es mi queso favorito para las ensaladas, por su sabor muy fresco,  y además su textura desmenuzable, liviana y no grasa permite que se mezclé bien con los otros ingredientes.

Los huevos no son indispensables pero dan más consistencia a la ensalada si es un plato único.

 

Me gusta porque:

  • Esta ensalada tiene un gusto un poco azucarado,  gracias a la remolacha, y salado a la vez gracias a la feta.
  • Se prepara de forma rápida y sencilla.

 

Trucos:

  • Intenta presentar la ensalada sin mezclar porque después todos los ingredientes se coloran de rojo por la remolacha.
  • Ralla las zanahorias y sobre todo la remolacha con un rallador eléctrico, para no mancharte las manos. Si no tienes uno, usa una mandolina.

 


INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 2 remolachas crudas
  • 4 zanahorias
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 o 3 hojas ensalada verde
  • 200g feta
  • 2 huevos (opcional)
  • Vinagreta miel y mostaza

 

 

Receta de la ensalada de zanahoria y remolacha con feta

  1. Pon los huevos en una olla llena de agua fría que calientas a fuego fuerte. Cuando el agua hierve, empieza a contar 8 minutos de cocción. Mientras tanto sigue con la receta. Una vez acabado ese tiempo, quita el agua caliente de la olla y rellénala otra vez con agua fría. Retira las cascaras de huevos dentro del agua fría para no quemarte y deja los huevos de lado en un bol pequeño.
  2. Ralla las remolachas y las zanahorias finamente, con una mandolina o un rallador eléctrico para no mancharte, y ponlas en un bol grande para la ensalada.
  3. Corta el pimiento rojo en laminas, así que la feta y los huevos cocidos en trocitos, y echalos con los otros ingredientes en el bol.
  4. Limpia las hojas de ensalada y añádelas a la ensalada.
  5. Mezcla todos los ingredientes de la ensalada al último momento antes de servir, y propone con la vinagreta aparte, para que cada uno pueda condimentar a su gusto.

¡Buen provecho!

Ensalada de zanahoria y remolacha con feta

Ensalada de zanahoria y remolacha con feta

 

 

Please like & share:

Deja un comentario