Shakshuka, o ratatouille oriental con huevos

La Shakshuka es una ratatouille oriental con huevos. Es una receta sencilla y rápida de preparar: se cocina con pimientos rojos, tomates, y calabacín. Luego se perfuma con especias orientales como Ras el hanout (una mezcla de especias de Maruecos), paprika y canela en esta receta, pero se pueden utilizar otras según tus gustos: comino, jengibre, cilantro fresco … Y por fin se incorporan los huevos, que aportan las proteínas necesarias para satisfacer cualquier tipo de hambre de manera durable.

 

Esta semana, he decidido ponerme un poco las pilas con el blog. El descanso de verano me dio tiempo para desconectar del día a día y leer mucho sobre varios temas que me gustan (viajes, belleza natural, … y cocina por supuesto) así que vuelvo con muchas ideas de recetas nuevas como la shakshuba, o ratatouille oriental con huevos.

El verano ha sido muy caluroso este año , pero siempre necesito comer mucho, aunque haga 35ºC afuera!  Me gustan las ensaladas grandes como la ensalada de patatas caesar o la ensalada de pollo y sésamo, pero este año he decidido cambiar un poco y probar recetas de cocina oriental, y sobre todo sus verduras jugosas perfumadas con especias. Encontré la receta de la Shakshuka, que se parece a una ratatouille oriental con huevos, en el blog de Clotilde, Chocolate & Zucchini.

La shakshuka es un plato de la cocina Israelí y tunecina, donde se come para el desayuno con pan de pita.  Se parece también a los huevos rancheros mexicanos. Aunque se come tradicionalmente para el desayuno, la shakshuka va muy bien para una comida light o como guarnición.

 

La ratatouille oriental me gusta porque:

  • Es un plato completo, vegetariano, y se puede preparar con los ingredientes que tienes a tu disposición. He encontrado muchas variaciones por Internet: con judías negros, espinacas, acelgas, patatas, calabaza… y puedes remplazar los huevos por tofu para hacer un plato vegano. Y tú, ¿cual es tu receta favorita?
  • La canela perfuma la Shakshuka con un toque suave muy agradable.
  • Sin los huevos, se convierte en una ratatouille rápida 🙂

Trucos:

  • Recomiendo utilizar un pelador de tomates porque es muy practico y permite pelar los tomates rápidamente y sin esfuerzo. Solía hacer la receta sin pelar los tomates, pero ahora siempre pelo los tomates para que la salsa sea más untuosa.
  • No rompes los huevos directamente en la sartén para evitar que caerá una cascara en la salsa. Rompe los huevos uno por uno en un vaso, y vierte cada uno a su vez en la sartén.
  • La salsa tiene que ser muy espesa para que la clara de los huevos se mantenga unida durante la cocción. No dudes en subir el fuego para que el agua de los tomates se evaporé antes de añadir los huevos .

 

 

 

 

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.