Guacamole casero

¡Ojo con este guacamole casero, es totalmente adictivo! Esa propuesta da un pequeño giro a la receta tradicional mexicana gracias a un ingrediente extra, la crema de queso, que permite obtener un guacamole muy cremoso y con un sabor un poco más fuerte que lo normal.

La gente siempre me decía que hacer guacamole era muy fácil: triturar aguacates, añadir  zumo de lima, especias y condimentos… y hasta! pero siempre me salía un guacamole sin sabor, un poco insípido! Y un día que tenía a amigos en casa, estaba preparando un aperitivo con aguacates y limón, (un sustituto fácil y rápido para guacamole), cuando uno de los invitados vio la crema de camembert en mi nevera y me comentó que se podía añadir a la puré de aguacate para hacer un guacamole. ¡Y funcionó muy bien!

¿Cómo hacer un buen guacamole casero? Primero de todo hay que elegir aguacates lo suficientemente maduros para ser triturados fácilmente con un tenedor. Mezcla los aguacates triturados con un tomate rallado y incorpora la crema de queso tipo Filadelfia, o crema de Camembert para más sabor. Por fin añade el zumo de lima, las especias, los condimentos, y el guacamole casero está listo.

¡Buen provecho!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.